Cómo reclamar la cláusula suelo

Rate this post

Qué es la cláusula suelo y cómo se puede reclamar

En la actualidad escuchamos muy a menudo el término de “cláusula suelo” pero, ¿realmente sabemos lo que es? ¿Sabemos si nos afecta y si deberíamos reclamar nuestro dinero por ello?, en este artículo lo aclaramos y si buscas información más detallada pásate por esta página https://www.eliasymunozabogados.com/abogados-clausula-suelo-madrid)

La cláusula suelo es algo que se encuentra en muchos contratos de préstamo y de hipotecas consistente en blindar, dicho de una forma sencilla, los tipo de interés para que nunca favorezcan a la baja. El Tribunal de Justicia Europeo fue el encargado de estimar el carácter nulo de esta cláusula en los casos en los que, a la hora de comercializarse o de firmarse, no brindaran toda la información necesaria para los firmantes. De esta forma muchos bancos maquillaron préstamos de interés fijo como préstamos de interés variable, fijando a través de la cláusula suelo un pago mínimo muchas veces superior a las variaciones sufridas de forma natural por los tipos de interés. Bancos como por ejemplo el BBVA, Cajamar o Novacaixagalicia que, según el tribunal, no actuaron de forma transparente a la hora de establecer las cláusulas de sus contratos de hipoteca. De esta forma se incluía una cláusula techo y una cláusula suelo, por debajo de la cual nunca se pagaría a pesar de que los intereses variaran y se fijaran por debajo de esa cantidad estipulada en la cláusula suelo. O lo que es lo mismo, a pesar de comerciarse como préstamos o hipotecas de interés variable, los intereses estaban pactados de forma fija.

En este tipo de casos, por tanto, los afectados tienen derecho a reclamar todo el dinero que hayan pagado de más en concepto de intereses, aunque eso sí, no se obliga de antemano a las entidades a devolverlo, lo que podría llevar a los afectados a abrir un litigio en el que se pueda demostrar el abuso y la falta de información.

Se estima que el dinero a devolver por las entidades que aplicaron el suelo entre sus cláusulas se encuentra en torno a los 4.000 millones de euros.
El tema de las cláusulas suelo se trata, por tanto, de un asunto muy importante que requiere de toda la información adecuada para que, en caso de resultar afectado por cláusulas abusivas, puedas saber muy bien qué pasos dar y cómo reclamar tu dinero y asesorarte debidamente para enfrentar el proceso.

Pasos y criterios para reclamar la cláusula suelo

• La información que recibiste durante el proceso, tanto en la forma del contrato como por parte de la entidad, nunca fue detallada ni transparente.
• Nunca supiste ni fuiste informado acerca de que la cláusula suelo iba a ser parte fundamental del contrato.
• La medida para reclamar es retroactiva, lo que significa que aunque tu contrato tenga fecha anterior al 2013 (fecha en la que dicta la sentencia el tribunal) podrás reclamar tu dinero.
• La reclamación deberás hacerla de forma completamente individual y nunca de forma colectiva, ya que esto complicaría su resolución.
• Busca un perito que pueda guiarte en el cálculo real del dinero que debería devolverte la entidad financiera.
• Antes de abrir una causa judicial para reclamar el dinero se recomienda llegar a un acuerdo de forma extrajudicial, y para ello es muy importante saber que el Gobierno, en connivencia con el PSOE, firmó en el mes de enero pasado la creación de un mecanismo para resolver estas causas de forma totalmente gratuita. Son varias las entidades que han decidido devolver el dinero a los afectados antes de tener que llegar a juicio por dichas causas, como por ejemplo el BBVA, pero no ha ocurrido así con todas.
• Aunque tu hipoteca esté cancelada la entidad tiene la obligación de informarte sobre si la misma incluía la cláusula suelo.
• Si se da el caso de que reclamases la cláusula suelo a partir de 2013, sin que figurase en la reclamación la fecha de inicio del contrato, sin duda resultará más difícil aplicar el carácter retroactivo, aunque tampoco imposible.
• Existen otras alternativas a la devolución de dinero en el caso de las resoluciones, como por ejemplo llegar a un acuerdo con el banco que suponga la reducción de los plazos mensuales o anuales de la hipoteca. En cualquier caso debería equivaler de igual forma a la cantidad que se haya pagado de más y el cambio deberá quedar reflejado por escrito.

El hecho de que las cláusulas suelo se incluyeran como “cláusulas de adhesión” es lo que convierte el hecho en ilegal, según el Tribunal de Justicia Europeo, puesto que eran condición sine qua non para poder firmar la hipoteca y se camuflaron sin la debida información por parte de los bancos, engañando así a los firmantes que no eran plenamente conscientes de su significado.
La asesoría y la información, en cualquier caso, son vitales para que los afectados puedan ver restablecidos sus derechos con respecto a la temida cláusula suelo.